En un día claro se puede ver hasta siempre...

 

Un espacio diáfano y luminoso, rendido a la infinita perspectiva de la cordillera que flanquea a la ciudad, es escenario del libre encuentro de mobiliario de diversos tiempos y piezas de arte contemporáneo. 

Fotos: Maitena de Elguezábal